Las cajas refrigeradas para el traslado de mercancías son sinónimo de eficiencia térmica, calidad, durabilidad y resistencia a la intemperie. Así como cuidamos los productos de nuestro hogar debemos ver también por los productos que enviamos a cierto destino.

 

Actualmente encontramos en el mercado modelos de cajas refrigeradas con temperatura uniforme y otras variantes. Estos equipos son sometidos a un proceso de inyección de poliuretano en techo y paredes, cuyo objetivo es preservar la temperatura al interior y facilitar su mantenimiento.

 

Prácticamente todas las empresas que utilizan productos perecederos las utilizan cajas tipo monotemperatura y multitemperatura para trasladar en buen estado la mercancía. En la primera sólo se puedes trasladar un tipo de producto, mientras que en el segundo varías materias primas.

 

Es importante conocer la composición de la parte exterior de las cajas refrigeradas ya que el recubrimiento es indispensable para mantener el correcto aislamiento térmico del semirremolque, potencia la capacidad de almacenamiento y reduce el consumo de combustible en las tareas de enfriamiento.

 

Cuando envíes mercancía a través de un tráiler con caja refrigerada verifica su interior y exterior. Agujeros o abolladuras puede repercutir directamente en la condición final de tu mercancía, agravando la situación según el tiempo de traslado. Evita problemas y busca una empresa profesional como Maniobras de Carga y Descarga AGC.

 

 

Fuente: tyt.com.mx