El transporte de carga debe cumplir con diversos controles y protocoles de seguridad. Siempre que un tráiler, camión o camioneta sale con rumbo a la dirección de entrega deben seguirse ciertos pasos para evitar robo, fraude o algún percance. Aquí te enumeramos los pasos más comunes e importantes.

 

 

El operador debe realizar pruebas:

 

  • Debe comprobar el funcionamiento del GPS, botones de pánico, paro de motor con claxon y revisar el funcionamiento general de la unidad.
  • Debe dar sus datos personales e información del destino.
  • También debe hacer un estatus de la carga.
  • Debe proporcionar número de placas y número económico de la caja.

 

 

Durante el recorrido:

 

  • El operador debe informar sobre su salida al equipo de monitoreo y seguridad
  • En viajes foráneos, debe informar sobre las paradas que haga para comer, cargar combustible o dormir (informar el sitio exacto).
  • Durante el trayecto, el conductor debe estar en contacto cada 15 minutos con la base, confirmando su ubicación.
  • No se puede detener hasta después de los primeros 300 kilómetros.

 

 

Llegada al destino final:

 

  • El operador debe información la hora y lugar de llegada.
  • Es necesario seguir comunicado con la base hasta que esté seguro dentro de la instalación.
  • Debe confirmar nuevamente sus datos personal y los de la unidad.
  • Debe señalar el estatus de la maniobra: si está en espera de ingreso, si puede o no estacionarse, etc.

 

 

En la estancia de destino

 

  • El operador debe señalar la hora en que inicia la descarga.
  • Debe indicar la hora en que finaliza la descarga.
  • Mencionar si tiene problemas o alguna situación que no le parezca normal con la recepción.

 

 

Antes de salir del almacén

 

  • El operador debe informar sobre el estatus de la entrega: si quedó vacía la caja, si algún paquete fue devuelto o rechazado.
  • En caso de devolución o rechazo de indicar el número de cajas y el motivo.

 

 

IMPORTANTE

 

Antes y durante el trayecto, el operador debe informar cualquier auto o persona sospechosa. De esta manera el centro de monitoreo podrá alertar a las autoridades para que actúen. Cuando se rompe alguna de las reglas o procedimientos, la empresa considera una situación de emergencia y debe actuar.